Saltar al contenido

14 julio, 2010

Photo by Ariadna Relea (25 semanas gestación)

Quisiera plasmar en la escritura parte de estas sensaciones desconocidas y que se van revelando de a poco. Aunque por momentos aparecen sin avisar todas juntas, agitadas, sin apenas un orden. Quizá sea éste el camino hacia la maternidad, todo un proceso tumultuoso pincelado por preguntas sin respuestas. Emociones que sin quererlo rozan el abismo, contradicciones, temores y alegrías que no se pueden contener en mi cuerpo y salen desbordadas de él.

Nunca dejes de viajar

18 agosto, 2015

Para l@s incansables viajer@s de la vida… Con una mochila habitada de nuestr@s hij@s y familias, seguimos buscando nuevos desafíos… el movimiento no se detiene e impregnamos a nuestr@s hij@s de vitalidad, sonrisas e ímpetu para curioserar más allá de nuestro entorno…. abrir la mente y viajar!!

¡Es complejo hacerlo en familia pero no imposible! simplemente no hay que dejar de perseguir sueños y salir de nuestra comodidad… intentar formar un vida fuera del “círculo” en el eterno camino hacia aquello que se presenta como inalcanzable… paso a paso, logramos saborear nuestros desafíos, ¡los sueños siguen ahí y nos alimentan!

Maternidad y descalabro profesional

18 agosto, 2015

Maternidad y descalabro profesional

por Inmanulada Gilaberte

Soy madre trabajadora, y en estos tiempos de igualdad me duele darme cuenta de que la maternidad produce un descarrilamiento en la vida profesional de la mayoría de las mujeres con respecto a nuestros colegas masculinos. Ante este escollo con él que tropezamos, esta sociedad cierra los ojos para no ver como vamos cayendo irremediablemente en él al convertirnos en madres. Nosotras tenemos dos opciones, lamentarnos y sentirnos víctimas de nuestra suerte o demostrar a esta sociedad tan miope todos los beneficios que la maternidad nos aporta.

Hasta ahora hemos intentado amurallar sin mucho éxito este abismo en él que nos hundíamos al tener hijos. Muchas hemos retrasado nuestra opción de ser madres hasta el mismo límite de nuestra fertilidad, hemos coartado nuestro deseo maternal para reducir al mínimo el número de hijos. No sólo eso, también hemos intentado salvar este tropiezo a través de la conciliación, todavía deficiente, de una implicación paternal sin precedentes, pero insuficiente, y con una rebaja notoria en nuestras aspiraciones profesionales.

A pesar de todos estos remiendos, el descalabro de nuestra vida profesional sigue resintiéndose cuando nos convertimos en madres. En este momento, en él que me encuentro haciendo equilibrios entre la vorágine maternal y mi profesión yo me pregunto: ¿por qué no aceptar la existencia de esa brecha maternal y trabajar para hacer de ella un trampolín en nuestra vida?

Leer más…

Otra Argentina

22 enero, 2015

Vivir un mes en una cabaña en plena selva paranaense puede ser (y es) una experiencia idílica. La provincia Misiones es el lugar de la tierra colorada que adquiere el color rojo debido a la presencia de óxido de hierro y otros minerales. La mirada se nutre de verde y de tierra colorada. La interacción con la naturaleza es inmensa y, al mismo tiempo, oxigena el alma. Sin embargo, la escasez de infraestructura y la peculiaridad de un clima subtropical también forman parte de la postal. Las lluvias en el rincón de la tierra colorada son torrenciales. Justamente en el lugar donde estamos, San Pedro, cuando llueve se corta la luz, cuando no llueve también (aunque menos tiempo). Este año las lluvias han cargado con más intensidad. Las transformaciones climatológicas se están produciendo en todo el planeta.IMG_2276

Esta zona es turística, pero no en exceso, fruto de su naturaleza y de las Cataratas de Iguazú en la frontera con Brasil. Los amantes de la naturaleza se sienten realmente muy atraídos por estos lugares ya que todavía hay zonas muy poco explotadas. La presencia de familias muy humildes que habita los ranchitos (barracas) a pie de carretera también forma parte de la postal. Cuando llueve, esta gente nada entre las aguas. A todo esto se suma la escasa planificación familiar y falta de educación sexual, sin soslayar los profesionales que ya están trabajando en estos temas, pero aún falta mucho trabajo por hacer. Mujeres solas con varios hijos, adolescentes embarazadas, venta de niños/as. Este tema da para varios escritos.

Argentina no es sólo Buenos Aires, Gardel y el tango. Hay muchos escenarios en ella y éste es uno de ellos. Si bien Misiones tiene esta doble cara y varias realidades se entremezclan con sus profundos claroscuros, la convivencia con la naturaleza es excepcional en este lugar del mundo.

El viaje me inspira para escribir, como lo hizo años atrás, y esta dosis latinoamericana me zarandea, me hace reflexionar de manera intensa. Hacía tiempo que no me impregnaba de esta realidad, cuya agitación me impulsa aún más a fortalecer mi pensamiento y mis valores.

IMG_2293

Finalizaré esta entrega con una anécdota muy curiosa e impactante que, obviamente, también da para reflexionar acerca de las contradicciones de este mundo. Pasamos un día en una de las comunidades de indígenas guaraníes (Peruti), disfrutando de un asado y de la compañía de los amigos de Hugo. El hábitat de los guaraníes es el monte, viven de él, y su cosmología está en harmonía con la naturaleza. El silencio impregna las comunidades y la pobreza también, ya que son de los que más sufren la desforestación del monte y la desnutrición infantil. Durante el encuentro con la familia guaraní que fuimos a visitar, mientras las hijas le decían a Alma: “Yrupe, Yrupe”, entre risas, (es su segundo nombre y les hacía gracia conocer a una extranjera con un nombre guaraní) en un momento uno de los hijos invitó a Martí a entrar en una habitación de la casa donde había una play station y cuál fue mi sorpresa cuando le puso “bola de drac”, dibujos prohibidos en nuestra casa. En una aldea perdida en la selva paranaense, “bola de drac” sí llega. Da para reflexionar, ¿no?

Siguiendo nuestro rumbo transoceánico

22 diciembre, 2014

La última vez que estuve en el aeropuerto de Guarulhos (Sao Paulo) fue hace siete años. El 31 de diciembre de 2007, un día especial, acompañada de una persona especial. Nos disponíamos a iniciar un periplo fascinante por tierras brasileñas. Nuestra primera parada fue Sao Paulo y del aeropuerto de Guarulhos tomamos el avión a las 23:50h, dispuestos a experimentar un fin de año inusual a bordo de un avión. Aterrizamos unas horas más tarde en Manaus, la capital de la selva amazónica. Este viaje por Brasil cerraría un ciclo de mi vida en el cual me desarrollé plenamente en mi esfera personal y profesional. La experiencia de vivir, trabajar y viajar por América Latina me regaló un profundo aprendizaje, a todos los niveles, que penetró en mi sensibilidad más oculta.

Ahora estaba de nuevo en el aeropuerto de Guarulhos pero esta vez con Martí y Alma. Quien iba a decir que aquella persona con quien pasé un fin de año sobrevolando Brasil se convertiría en el padre de mi hijo y de mi hija. De aquel viaje mochilero por Brasil, con el tiempo, surgió una familia transoceánica.

IMG_2540A lo largo del tiempo mis mochilas de viaje se han ido transformando. Ahora mis hijos ya forman parte de mi equipaje. Viajar sola sofisticó mi pensamiento, trastocó mi sensibilidad hacia el mundo, para siempre. Crecí como persona gracias a otras personas. Viajar en familia me empodera, zarandea, de nuevo, mis sensaciones. Unas sensaciones que brotan como pulsaciones y envuelven a Alma y Martí. Hace diez años empezó mi aventura latinoamericana en Córdoba (Argentina). Ahora, esta idiosincrasia transoceánica ya integra mi vida y la familia que estamos creando.

Volamos hacia el encuentro de las raíces paternas. Este viaje forma parte de nuestro rumbo y de nuestra mirada hacia el mundo. Seguimos aprendiendo a vivir. Seguimos aprendiendo a mirar diferente. Seguimos descubriendo…
Allí estábamos en el aeropuerto de Guarulhos, haciendo escala, esperando el vuelo para ir a la frontera argentino-brasileña, donde nos esperaba Hugo.

Llegamos a San Pedro, capital de la Araucaria, en plena selva paranaense. A nuestra cabaña, nuestro hogar por un mes. San Pedro, un lugar recóndito, donde invoco experiencias de un pasado vivido en Misiones. La expresión de la naturaleza se mezcla con situaciones insólitas en una atmosfera sosegada y absolutamente subtropical.

Escritura y viajes, mis dos grandes pasiones, se manifiestan, de nuevo, fusionadas.

Bienvenida al mundo, Alma Yrupe

11 octubre, 2014
Alma

Photo by Karairendyva

Pasaron lunas llenas y noches de tormenta. Alma, cobijada en mi interior, no tenía prisa por conocer su nuevo mundo. Dormía y dormía las últimas semanas. Sus movimientos cada vez se manifestaban más leves.

La simpleza y la intimidad caracterizaron este segundo parto. Mis propias manos albergaron ese cuerpito tan frágil en el momento de su llegada al mundo. Y fue en ese preciso instante cuando las lágrimas de felicidad que perfumaban mi cuerpo, afloraron con más intensidad.

Alma Yrupe nació a las puertas del otoño catalán y de la primavera argentina. 26 de septiembre de 2014 a las 17:05h en Barcelona. Un septiembre caluroso que le dio la bienvenida al mundo.

Photo by Marta Recasens

Photo by Marta Recasens

Nació en la semana 40+6, Fue un parto fugaz y, al mismo tiempo, sosegado, por contradictorio que parezca. Fuimos al Hospital la Maternidad de Barcelona para el control de la visita de la semana 41 y nos quedamos ingresados. Una gran dilatación sin contracciones auguraba parto. Fue entonces inducido.

Siempre pensé que un parto era una experiencia única y exclusiva

Photo by Marta Recasens

Photo by Marta Recasens

. Ahora he vuelto a repetir y puedo decir que cada parto es inolvidable y, también exclusivo. Con Martí guardo en mi memoria la vivencia de un “gran parto peliculero”, largo y apoteósico, precioso e impactante. Martí surgió con los ojos bien despiertos, inquieto y en constante movimiento. Cuatro años más tarde, el parto de Alma me regala una experiencia plácida, exquisita, en un en torno más íntimo, delicado. Su cuerpo afloró tranquilo, suave, impregnado de serenidad.
Dos vivencias igual de profundas. Absolutamente intensas.

Photo by Marta Recasens

Photo by Marta Recasens

Alma se merece su nombre

22 agosto, 2014

Mi segundo embarazo se ha visto acentuado por la distancia transoceánica entre Hugo y yo. Además, ha estado envuelto y protagonizado por un cúmulo de emociones intensas, de experiencias inesperadas, que nos ha presentado el destino. Experiencias que me han hecho repensar la vida desde otra perspectiva.

Photo by Laia Cirera (36 semanas gestación de Alma)

Photo by Laia Cirera (36 semanas gestación de Alma)

Alrededor de mis 6/7 meses de embarazo vivimos un episodio muy grave de salud de Hugo que, por suerte, no tuvo mayores consecuencias. Días incansables y tumultuosos. Alma, se merece su nombre. Sí, se lo merece, después de todas estas emociones desplegadas a borbotones. Emociones vividas, en el interior de mi cuerpo, que también la marcaron antes de llegar a nuestro mundo.

Danza de vientre

25 junio, 2014
_DSC0051_1

Photo by Mireia Pous (26 semanas gestación de Alma)

Tod@s tenemos alguna cosa que nos hace sentir bien, satisfechos, esa afición o afinidad, que nos regala dosis de entusiasmo, energía que nos adentra en la agitación, se nos eriza la piel y la exaltación se desplaza por las venas. A parte de la escritura y los viajes, una gran pasión que forma parte de mi vida es la danza del vientre, la cual llevo años practicando.

En el embarazo anterior me vi obligada a dejar de bailar danza oriental, por recomendación de los médicos, ya que tengo un mioma que me produjo muchos problemas que ahora, por suerte, no han surgido.

Photo by Mireia Pous (26 semanas gestación de Alma)

Photo by Mireia Pous (26 semanas gestación de Alma)

Sin embargo, en este segundo embarazo he podido continuar bailando hasta el punto de conseguir actuar públicamente. ¡Todo un reto!, teniendo en cuenta el peso de mi barriga y el cansancio cada vez más predominante.

Con 26 semanas actué, junto con mis compañeras y de la mano de Devorah Korek quien me animó mucho durante todo los ensayos.

Para mí la danza del vientre va más allá de una actuación, me permite conectarme con todas las partes de mi cuerpo. Alma, mente, cuerpo. Sensaciones hiladas. Bienestar corporal, mental, anímico.

Un esfuerzo durante todo el año que, finalmente, valió la pena.

Es deslumbrante esa sensación de bailar siendo dos mujeres en un mismo cuerpo. Ha sido una experiencia fascinante. Seductora con mi propia alma y con Alma aquí dentro,

Sin apenas nombre

12 junio, 2014
Photo by Marta Recasens  (17 semanas gestación de Alma)

Photo by Marta Recasens (17 semanas gestación de Alma)

No sé porqué pero me asalta el miedo en muchas ocasiones, quizá por las pérdidas de los primeros meses o porque soy cuatro años mayor desde que tuve a Martí o, complejizando aún más esta situación, por el aborto natural que tuve antes de Martí. Sinceramente la vivencia de un aborto marca para toda la vida y, obviamente, para posteriores embarazos. Las únicas mujeres que lo pueden entender son las que han sufrido esta experiencia y la realidad es que tengo muy buenas amigas que también la han vivido, hecho que me ha permitido compartir un poco esta ansiedad.

Photo by Mireia Pous (26 semanas gestación de Alma)

Photo by Mireia Pous (26 semanas gestación de Alma)

Todo se desenvuelve de manera acelerada en este embarazo e intento arrebatar minutos escasos de tiempo para pensar, ¡y escribir aunque sea unas líneas!! Mi auto-disciplina me hace avanzar más allá de la logística diaria. La gente me asusta (como siempre) sobre el profundo cambio que se producirá de 1 hijo a 2, ¿será real? Prefiero no pensarlo hasta que no me encuentre con ello.

Obviamente está siendo un embarazo diferente al primero, el hecho de conocer un poco el océano por donde nadas, influye. Todo se percibe mucho antes que en el primero y se manifiesta con mayor intensidad. Los movimientos. Las sensaciones. Los inconvenientes de sobrellevar un embarazo (náuseas, hinchazón, etc.). A todo esto se suma que hay otro hijo a quien cuidar.

¡Se viene una nena!

15 mayo, 2014

¡Una nenita!

Una mujer ¿prolongación de mí misma?

Me resulta extraño, muy extraño sentir que daré a luz a una mujer como yo. Acostumbrada a Martí se presenta una experiencia absolutamente desconocida. La curiosidad por saber cómo será me rodea de sensaciones que van cayendo como gotas de agua y se van desplazando, interactuando con mi cuerpo.

1411382152791

Empiezo a sentir los primeros movimientos, las mariposas que revolotean en mi barriga se sienten muy temprano. Ya tengo ganas de sentirla más, mucho más, de momento, los movimientos son diferentes, muy diferentes a los de Martí. No hay tantos estiramientos, parecieran más templados… parecieran…

Martí y una nueva personita

5 mayo, 2014

¿Qué le pasará por su cabecita?

Cuando le explicamos a Martí que iba a tener una hermanita, la primera reacción fue decir que no quería y luego dijo que sí. Realmente, es muy difícil ponerse en la mente de un niño de 3 años y medio. ¿Qué significa la palabra “herman@”? Poco a poco se va aclimatando a la extraña idea que le hemos impuesto de creer que dentro de mi barriga hay un bebé. Cierta pero increíble para él. La palpa, la abraza y pone su cabeza encima. A su manera, se intenta comunicar con una personita que se va formando poco a poco.

DSC_9154

Photo by Marta Recasens (17 semanas gestación de Alma)

Cierta pero increíble también para mí.

Siempre he pensado que tener un/a herman@ conlleva muchas más ventajas que inconvenientes. Mi experiencia personal me alienta a creer y sentir que el vínculo fraternal que se establece es inquebrantable y, al mismo tiempo, inexplicable. Sí, realmente, como muchas de las cosas maravillosas de la vida, no se pueden explicar, simplemente se viven.

Empezando de nuevo…

5 abril, 2014

Cuando nació Martí sentí que la experiencia de alumbrar a una personita que había estado cobijada dentro de mí durante 9 meses iba a ser única para el resto de mi vida. Lo fue y lo sigue siendo. Es una experiencia única: el embarazo y el parto.

Photo by Marta Recasens (17 semanas gestación de Alma)

En ese entonces me preguntaba –y, de hecho, me sigo preguntando- qué pasaría en un posible segundo embarazo. Otro proceso, otra experiencia. ¿La primera  vez dejaría de ser única e irrepetible? Única significa excepcional, insólita, inigualable…. ¿La segunda sería una réplica? ¿Esa exclusividad de la primera dejaría de tener sentido?

La vida se transforma con la maternidad. Mis pensamientos abrazan constantemenet el bienestar de mi hijo. La pareja se convierte en familia.

Después de tres años y medio, empiezo a tejer otra vida, se remueven sensaciones atesoradas en mi cuerpo y en mi memoria. Vuelvo atrás en el tiempo y avanzo, lentamente, siguiendo un rumbo astillado por nuevas sensaciones, evocadoras de un pasado muy presente.

Entonces es cuando empiezo a hilar, de nuevo, estas sensaciones, que se entrelazan las unas a las otras…sigo hilando a través de mi vida, en constante transformación.

12 maneras de ser la madre más mala del mundo

31 marzo, 2014

En el fascinante mundo de la maternidad me pregunto constantemente si lo estoy haciendo bien con Martí, si a veces seré muy dura o muy blanda, o no lograré el equilibrio. A veces me siento mala madre… Este artículo va para todas las madres que, en algún momento, se han sentido “malas madres”:

Una vez, después de ir de compras, salí de la tienda sin ceder a la rabieta de mi hija por una galleta. Una mujer me detuvo en el estacionamiento y me dijo que era la mejor madre en el centro comercial. Mi hija definitivamente no pensaba lo mismo. Cuando tus hijos te dicen “mala” tómalo como un cumplido.

La nueva generación ha sido considerada la de los niños más perezosos, más groseros, menos limitados y sin restricciones en la historia. Las cosas que se dicen sobre los niños malcriados y consentidos asustan a la mejor de las madres. La verdad es que: la culpa no es solo de los niños, sino también de los padres. Lo más fácil en la vida es acceder a todos los pedidos de nuestros hijos. Después de todo, ¿acaso no todas queremos ser la mamá “buena onda”? No cedas a los caprichos, tus hijos pueden pensar lo peor de ti ahora, pero te lo agradecerán más tarde

Aquí hay 12 maneras para que te asegures de ser la madre más mala del mundo:

  • 1. Asegúrate de que tus hijos se acuesten a dormir a una hora razonable

    ¿Sinceramente habrá alguien que no haya oído hablar de la importancia de una buena noche de sueño para la salud de un niño? Sé una madre responsable y manda a tu hijo a la cama a su hora. Nadie dijo que el niño deba desear irse a dormir. Puede resistirse al principio, pero con constancia, va a saber que estás hablando en serio. Después de darle un beso de buenas noches, saborea la paz que trae el silencio o disfruta de tiempo de calidad con tu pareja.

  • 2. No les sirvas postre a tus hijos todos los días

    Las golosinas deben guardarse para ocasiones que lo ameriten. Esto es lo que las hace especiales. Si solo cedes a las demandas de tu hijo y le das caramelos todo el tiempo, no va a poder apreciar el gesto cuando alguien le ofrezca un regalo dulce de recompensa. Además, piensa en todas las facturas del dentista y del médico que pueden resultar por el exceso de esta indulgencia.

  • 3. Hazles pagar por sus propias cosas

    . Si quieres algo, tienes que pagarlo. Esa es la forma en que funciona la vida de los adultos. Para asegurarte de que tus hijos no vivan contigo para siempre, es necesario enseñarles hoy que los aparatos electrónicos, videojuegos, salidas al cine, uniformes y equipos deportivos de los que tanto gozan SI tienen un precio. Si tienen que pagar por todo o por parte de ese costo, van a apreciarlos todavía más. También puedes evitar pagar por algo que tu hijo realmente no deseaba. Si él no está dispuesto a pagar la mitad que le corresponde es muy probable que no lo quiera tanto.

  • 4. No les facilites la vida

    Algunos niños tienen un despertar muy difícil cuando consiguen un trabajo y se dan cuenta de que las reglas en realidad sí se aplican a ellos. Tienen que llegar a tiempo y hacer lo que el jefe les pide. Y, (¡oh no!) habrá muchos aspectos del trabajo que ni siquiera les gustan. Si no te agrada el profesor de tu hijo, su compañero de laboratorio, la posición asignada en el campo de fútbol o la ubicación de la parada de autobús, evita la tentación de hacer un escándalo o de mover palancas con tus contactos hasta arreglar la situación a su preferencia. Haciendo esto le estarás robando a tu hijo la oportunidad de aprender o sacar algo bueno de una situación difícil. Enfrentar circunstancias no ideales es algo que tendrán que hacer la mayor parte de su vida adulta. Si los niños no aprenden a manejar y sobrellevar la situación, estarán encaminados al fracaso.

  • 5. Hazlos hacer cosas difíciles

    . No asumas control automáticamente cuando las cosas se ponen difíciles. Nada les da a tus hijos un mayor impulso de auto-confianza que tomar las riendas de la situación y superar algo difícil para ellos.

Leer más…

Rabietas…

1 marzo, 2014

Los episodios de rabietas de Martí siempre se produjeron de manera aislada y no recurrente, pero recientemente (con tres años y medio) han ocurrido de manera habitual. Durante casi dos semanas, se ha producido una rabieta diaria hasta el punto de sentirme absolutamente desbordada. Por suerte, después de esas dos semanas, las rabietas se detuvieron.

Durante ese tiempo, pregunté, indagué y encontré un artículo de Carlos González muy interesante, que me atrapó. Sin embargo, me pregunto si es tan fácil gestionarlo de esta manera… los momentos culminantes de la rabieta son de las peores experiencias que he vivido, ser padres cada vez es más complicado… Quizá el secreto reside en adelantarse e intentar evitar la rabieta… pero hay momentos en que pareciera una gran hazaña. ¡Los padres también somos humanos!

Os dejo un artículo sobre el tema: Els terribles 2 i els horribles 3

Y copio en este mismo espacio otro artículo Carlos González:

Está muy extendida la teoría de que a los niños (2 o 3 años) hay que dejarlos solos cuando tienen una rabieta. Claro, en la versión progre” del tema se dice que al niño se le deja desahogarse, pero el resultado es el mismo (le dejas solo y llorando) que en la versión tradicional: “no es más que teatro, así que hay que quitarle el público”, o en la conductista: “aislado en tiempo de exclusión hasta que aprenda a comportarse como es debido”.

Quizás parte del éxito de algunas de las teorías de “dejar llorar” viene de una confusión semántica: “no (dejar llorar)” frente a “(no dejar) llorar”. Me explico. Cuando yo digo que no hay que dejar llorar a un niño lo que estoy diciendo es que los padres no tienen que hacer una actividad denominada “dejar llorar”, actividad que consiste en pasar de un niño que llora y no hacerle caso. Yo no estoy prohibiendo nada al niño, en todo caso estoy “prohibiendo” a los padres que le “dejen llorar”. En cambio algunas personas lo que dicen es algo muy distinto, que el niño no debe hacer una actividad denominada “llorar”, que los padres deben impedírselo, prohibírselo, incluso castigarlo por ello. Eso, claro, me parece una barbaridad.

Leer más…

Crónica de una lactancia prolongada que llega a su fin

3 diciembre, 2012

Hace un año me propusieron hacer de informante para una tesis sobre lactancia prolongada de una compañera antropóloga. Los encuentros que mantuvimos me hicieron replantearme muchas cosas. Además, me ayudaron a seguir quebrando estructuras en mi camino de aprendizaje sobre los procesos de la maternidad y la lactancia. Pude manifestar en voz alta y sobre todo reflexionar acerca de conceptos y sentimientos que yo misma esbozaba desde hacía un tiempo.

foto-3Ahora, creo que ya ha llegado el momento de decir en voz alta que la lactancia ha terminado. Conviven en mi interior un cúmulo de sentimientos dispares y de intensas sensaciones que no sé si lograré plasmar a través de la escritura semejante expansión. Sin embargo, necesito que las palabras esculpan mis sentimientos.

En este maravilloso viaje sin fin, mi instinto, la experiencia de parir y la lactancia afloran entrelazadas, tejidas por un hilo apenas impalpable. Así, sin más, nos hemos dejado llevar. Sencillamente, hemos permanecido en la levedad, viviendo nuestras sensaciones de manera natural.

Los primeros quince días fueron un poco duros, entre las grietas, las pezoneras y las subidas apoteósicas de leche pero mi eterna y profunda confianza en la lactancia natural superó cualquier adversidad. Cuando mi hijo tenía 7 meses volví al trabajo y el saca-leches se convirtió en mi compañero habitual hasta que cumplió un año. Con 14 meses me planteé el destete, tenía muchas contradicciones que se debatían entre mi instinto apasionado por seguir lactando, mi inseguridad -a veces absurda- por generarle una aparente dependencia sobre todo a la hora de dormir, influenciada por algunas presiones sociales y mi temor por la pérdida del “vínculo”. Pasó, todo pasó, salimos de esa pequeña crisis junto con el apoyo de mi pareja que vivía la lactancia de una manera relajada y natural.

A lo largo de estos 27 meses de maternidad he aprendido a relativizar. Y sigo, sigo aprendiendo a mirar bajo prismas diferentes. Comprendo que tanto las necesidades de mi hijo como las mías en relación a la lactancia se han ido transformando. Precisamente creo que el secreto se refugia en el propio aprendizaje sobre como gestionar y desnudar estas necesidades.IMG_1424

Martí se ha destetado con 27 meses. Estoy feliz. Feliz y orgullosa por haber tenido la oportunidad de haber vivido y vivir esta maravillosa experiencia, de compartir un vínculo puro y dejarme llevar a través de mi instinto, por haber seguido y seguido, a pesar de miradas y comentarios. Y por haber cumplido un objetivo que yo misma me propuse: el destete natural.

El temor por la pérdida de ese vínculo tan intenso y apenas ininteligible se ha desvanecido. Permanece. Ha adquirido un matiz envuelto de ternura y fortaleza.

De vez en cuando, Martí me dice “tetita” y me regala una sonrisa pícara, una mirada cómplice.

Mothers time

9 noviembre, 2012

Almas latiendo, luces entre sombras. Sonrisas. Miradas.

Arden los cuerpos. Vibran las pupilas.

66 mujeres se muestran, desnudas de espíritu, ante una mirada tierna, enérgica y con una gran capacidad de empatía.

Sin máscaras. Bellas, maternales y ante todo, mujeres. La femineidad se manifiesta suntuosa. Es pureza. Piel a piel. Color negro y piel. Sin más.

Así empezó todo. Así se desarrolló el proceso. Éste es el resultado: Mothers time

El azar de nacer en un tiempo, un lugar

12 septiembre, 2012

Estamos inmersos en un mundo caótico y capitalista donde tener posesiones parece ser que es lo que nos da más seguridad. A veces cuando veo algunos padres que empiezan a comprar y acumular cosas, simples cosas inútiles, para su primer bebé, me pregunto: ¿realmente los niñ@s necesitan tanto?

Observo a Martí y pienso que es un gran afortunado de nacer donde ha nacido. Antes de ser madre, me empapé de todas estas adversidades, viajé, experimenté y observé qué está pasando más allá de mi lugar de origen. Ahora, lanzo una mirada al mundo y me atraviesan las injusticias que no cesan y por ende, los niñ@s sufriendo las consecuencias. Quizá sería bueno impregnar de una pizca de sensibilidad una sociedad que, a pesar de la crisis y con todo el amor del mundo, sigue entregando hij@s al mundo, muchos de los cuáles han nacido en un en torno acogedor con las necesidades básicas cubiertas.

Despertemos consciencias, dialoguemos con la solidaridad. Lo único que hay que hacer es mirar más allá de nuestras fronteras (no es necesario salir), estar atentos a las noticias, investigar qué está pasando más allá de… y no ser tan egoístas, abrir nuestras almas para que nuestr@s hij@s sean educados en valores humanos y que sus mentes se abran. Una educación emocional, consciente y consecuente con el resto del mundo, más allá de sus habitaciones “vestidas de cosas”.

Estas palabras representan un homenaje a tod@s l@s madres/padres que luchan por la vida de sus hij@s, por luchar ante las adversidades de este mundo capitalista que devora vidas humanas. También lanzo un grito silenciado a aquell@s que parecieran estar hipnotizados, sin mirar más allá, se cubren los ojos con vendas de colores ante las desigualdades crecientes en este mundo. El azar a veces nos acompaña, a veces no.

Dime cuándo naciste y te diré qué oportunidades tuviste

2 septiembre, 2012

Ilustración: FreeDigitalPhotosnet

¿Que tal si el año en que nacemos determinara las oportunidades educacionales y laborales que tenemos en el futuro? No estoy sugiriendo un “horóscopo de la pobreza”,  sino señalando que las oportunidades no están repartidas aleatoriamente entre clases sociales, género o grupos étnicos, regiones, sino también entre cohortes o generaciones.

Louis Chauvel sugiere que según los cambios políticos, económicos o sociales que ocurrieron específicamente al entrar al sistema educativo y a la salida al mercado laboral, el año en que una persona nace beneficia o afecta a unos más que otros. Estos incluyen cambios abruptos, que son resultado de decisiones políticas, como por ejemplo la masificación de la educación primaria o recortes de inversión en educación -como las que se presentaron en América Latina a inicios de la década de los noventa con las reformas neoliberales- o las transferencias condicionadas de recursos. Igualmente, cambios, crisis o ciclos económicos, como el “efecto tequila”  de 1994 y la crisis mundial del 2008, afectaron más a los jóvenes que estaban entrando al mercado laboral justo en ese momento, que a los que habían entrado dos años antes.

Leer más…

La Educación Prohibida

31 agosto, 2012

La Educación Prohibida es una película documental que se propone cuestionar las lógicas de la escolarización moderna y la forma de entender la educación, visibilizando experiencias educativas diferentes, no convencionales que plantean la necesidad de un nuevo paradigma educativo.

La Educación Prohibida es un proyecto realizado por jóvenes que partieron desde la visión del quienes aprenden y se embarcaron en una investigación que cubre 8 países realizando entrevistas a más de 90 educadores de propuestas educativas alternativas. La película fue financiada colectivamente gracias a cientos de coproductores y tiene licencias libres que permiten y alientan su copia y reproducción.

La Educación Prohibida se propone alimentar y disparar un debate de reflexión social acerca de las bases que sostienen la escuela promoviendo el desarrollo de una educación integral centrada en el amor, el respeto, la libertad y el aprendizaje.

El desarrollo del lenguaje

14 agosto, 2012

Dicen que cuando se tienen hijos el tiempo se precipita y los años se comen los unos a los otros. La maternidad se va construyendo día tras día y el desarrollo vivencial de Martí es una aventura maravillosamente mágica.Felicitats Martí!!!

Han pasado dos años desde que nació Martí y yo renací como madre. Madre aprendiz de la vida. Desde entonces todo, absolutamente todo, lo vivo de manera diferente. Intensidad pura. Relativismo simple. Se desarrollan los contrastes. Las prioridades se transforman. Empiezo a incorporar en mi cotidiano el concepto de familia.

Me gustaría pincelar estos escritos plasmando las sensaciones que siento en el fascinante proceso del desarrollo del lenguaje de Martí. Desde sus incipientes palabras: mama, papa…, a lo largo de estos últimos meses, empezaron a caer gotas lluviosas de infinitas e incontrolables palabras. Desde aquel intento de primera frase: mama, mama, pio, pio, tel (cel), ahora Martí –con 2 años- ya puede construir frases enteras.

Las palabras se multiplican. Los diálogos adquieren un sentido.

Me siento afortunada de ser observadora y sujeto activo en su proceso de desarrollo del lenguaje.

“Lo niños son como esponjas”. Cierto. Como esponjas que absorben con los cinco sentidos en expansión. Estimulados constantemente, moldeables. De ahí la importancia del apego y la educación durante los primeros años de vida.

El blog grupo maternal tiene un artículo interesante sobre las diferentes fases de desarrollo de 0 a 3 años.

Directo al alma

1 junio, 2012

“Educación integral” por Mónica de Felipe

La primera vez que vi este vídeo me llegó al alma. Un regalo, un abrazo de ternura, un latido de franqueza. Estamos tan absorbidos por el sistema, por nuestro cotidiano que, a veces, ni siquiera percibimos los gritos delicados de nuestros hij@s. Nos acarician con su mirada, sus palabras. Esta claridad tan sencilla nos hace repensar cómo estamos educando a nuestr@s hij@s. Sin querer (o queriendo) los encorsetamos en estructuras mentales y les explicamos cómo se siente / debe sentir, cómo se vive / debe vivir.

Este video me fue calando poco a poco, como un soplo de aire fresco, y comprendí que no es necesario disfrazar la vida de explicaciones. Nos adentramos en complejidades sin sentido cuando lo que realmente vale la pena es experimentar el estado puro de todo lo que nos rodea. Esto es lo que hacen nuestr@s hij@s. ¡Necesitamos más contacto con la naturaleza! ¡Con las emociones! Y dejar fluir, fluir….

Los niños son un regalo que nos enseñan la grandeza de la vida y nuestras limitaciones. Crecer juntos es un arte que nos muestra el camino a una vida más sencilla, plena y consciente. Ponerte en marcha en este camino es tu opción.

Sombra, tierra, mujer

15 mayo, 2012

La sombra inquebrantable que me acompaña…. la sombra que alimenta mi espíritu….la sombra que me zambulle en un cosmos oculto…

Mi primer atisbo de sombra se esfumó, fue arrancada de mi cuerpo, desgarrada hasta lograr su inexistencia. Pocas veces se puede / quiere hablar de ello. Ese rastro de sombra quedó en el olvido. Permanece en él. Ahora evoco el olvido sin apenas nombrarlo, es mi memoria que transita a través de los recuerdos.

Quiero hallar el germen de mi sombra. Esa semilla que alumbró mi cuerpo de mujer.

Me reencontré con ella durante mi primer y único embarazo a término. Embarazo vivido y sentido. Desde entonces mi cuerpo deambula entre siluetas seducidas por mi maternidad consciente.

A lo largo de la crianza de mi hijo, intento huir de los prejuicios dominantes que habitan mi entorno. Abandono las obligaciones impuestas. Liberada. Me conecto con la Madre Tierra. Ahondo en mi propia femineidad, esta vez vestida de madre, y decido seguir amamantando a mi hijo de 21 meses, entre dudas, miradas atónitas y comentarios sin sentido. Ese impetuoso deseo de seguir fortaleciendo este vínculo, echa atrás cualquier idea de destete, por ahora.

Las semillas se extienden. Se aproximan y deambulan entre mi cuerpo y el suyo.

¡Feliz día de la madre!

6 mayo, 2012

La imagen que tenemos de mamá en distintas etapas de nuestra vida (anda circulando por la red virtual… grandes verdades):

A los 4 años: ‘¡Mi mamá puede hacer cualquier cosa!’

A los 8 años: ‘¡Mi mamá sabe mucho! ¡Muchísimo!’

A los 12 años: ‘Mi mamá realmente no lo sabe todo….’

A los 14 años: ‘Naturalmente, mi madre no tiene ni idea sobre esto’

A los 16 años: ‘¿Mi madre? ¡Pero qué sabrá ella!’

A los 18 años: ‘¿Esa vieja? ¡Pero si se crió con los dinosaurios!’

A los 25 años: ‘Bueno, puede que mamá sepa algo del tema….’

A los 35 años: ‘Antes de decidir, me gustaría saber la opinión de mamá.’

A los 45 años: ‘Seguro que mi madre me puede orientar’.

A los 55 años: ‘Qué hubiera hecho mi madre en mi lugar?’

A los 65 años: ‘¡Ojalá pudiera hablar de esto con mi mamá!’

Nueva asignatura: Emociones

20 marzo, 2012

Artículo escrito por Maite Gutiérrez publicado en LaVanguardia el 7 de marzo de 2012.

Médicos piden que los colegios incluyan la educación emocional en el currículo para mejorar los resultados

Dos alumnos de diez años se pelean en clase; generan alboroto, no son capaces de calmarse, en casa los ánimos también andan encendidos, sus problemas en el aula continúan y acaban creando un clima de tensión que se traslada a otros compañeros… En este ambiente de agitación resulta más difícil trabajar y los resultados académicos se resienten. El último informe Faros, presentado ayer, sobre salud de la infancia y la adolescencia del hospital Sant Joan de Déu da la voz de alerta sobre estas situaciones comunes en algunas aulas, y lanza una advertencia: el bienestar emocional influye directamente en el progreso académico.

Leer más…

Mirar el mundo a través de sus ojos

1 marzo, 2012

Es tan escaso el tiempo que le puedo dedicar a este blog, que rescato los minutos de días sueltos y los intento convertir en oro. Intento aprovechar cada segundo y alargarlo hasta la eternidad. Ser madre me introduce en el aprendizaje de una mejor gestión del tiempo. Desde las 8:00 am mi vida es tan real como práctica, es asombroso como los bebés, niñ@s, pueden atesorar toda la atención y el tiempo. Por esta razón, mis aportaciones a este blog no son tantas como me gustaría. La escritura, un arte del que tanto gozo, ha pasado a formar parte de estos diminutos espacios que vivo en soledad, sin bebé, sin pareja, sin trabajo, sin dormir, sin comer. Guardo estos espacios en un cofre de ternura y palabras que divagan entre idas y venidas, viajes interiores y conscientes.

Esas palabras me impregnan de instantes de belleza en soledad. Las palabras y yo. Mi actual fuente de inspiración: mi hijo y mi camino en la inexplicable tarea de ser madre.

Es curioso ¿cómo ponemos palabras a lo inexplicable?

19 meses de madre y Martí sigue en su descubrimiento del mundo. Su afán de comunicación lo supera, me supera, nos supera. Su explosiva manera de expresarse. Empieza el desarrollo del lenguaje. El acelerado desarrollo del lenguaje.

Sigo buscando y guardando esos diminutos espacios de soledad. Las palabras y yo. Martí y yo. Martí y las palabras.

¿Qué pensará mi hijo? El primer día de Martí en la guardería

6 septiembre, 2011

Hoy mi hijo empezó la guardería. Desde hace unos días que le voy explicando que este año irá unas horas al día a un lugar nuevo donde hay más niños y niñas que él no conoce y que ni mamá ni papá estarán con él durante esas horas. No sé si me comprende y tampoco sé qué piensa. La pregunta es ¿qué pensó esta mañana cuando mamá lo dejó solo rodeado de otros niños y niñas y de unas mujeres vestidas con una bata azul que le cuidaban y jugaban con él?

Después del período de adaptación en el cual hemos estado con él durante tres días –dos horas cada día-, llegó el momento temido y esperado. Esta mañana, mientras lo vestía y le daba el desayuno, mi cuerpo fue asaltado repentinamente por esos nervios que se aposentan en el estómago, la sensación era muy similar a los nervios por una entrevista de trabajo, por algún acontecimiento importante, o por el día de la selectividad!!

Mientras caminaba con él y nos dirigíamos a la guardería, esos 6 o 7 minutos se transformaron en una cuenta atrás repleta de pensamientos acelerados. ¿Qué pensaría Martí? Me gustaría entrar en esa cabecita pequeñita para sentir lo que él siente. Después de un año de estar con papá y mamá, y con la familia y amig@s más cercanos, me imagino que no entenderá el porqué de este cambio. Un lugar rodeado de extrañ@s.

Mientras pensaba todo esto, varias reflexiones iban apareciendo… llegó el momento de una de las primeras separaciones maternales, después llegará una muy importante: el destete (aunque todavía no sé cuando…), esta primera será no menos importante. Y después llegarán más momentos, muchos más momentos esenciales que irán moldeando su autonomía. Todos los acontecimientos, todos los detalles, son significativos en los tres primeros años de su vida, y también fundamental para su posterior desarrollo.

Martí: comences la teva petita independència, faràs els teus primers amiguets i amiguetes, aprendràs a compartir i es començarà a forjar el teu caràcter.

Después de la guardería, vendrá la escuela primaria, y después la secundaria, y después… quién sabe, quizá entre en la universidad (o no), quizá le fascina viajar (o no), ¿dentro de 15 años qué habrá cambiado del mundo?  Ojalá que muchas cosas… son tantos interrogantes que nunca sabemos nada porque los hijos, intuyo que, a veces, nos sorprenden (¿o no?).

Y mientras yo reflexionaba… ¿él qué pensaría?

“Averigüe si fue o no un hijo feliz y sabrá ser un padre feliz” de Lluís Amiguet

6 septiembre, 2011
Artículo escrito por Lluís Amiguet y publicado en LaVanguardia del 29 de agosto de 2011.
Traigo de nuevo a Laura Gutman, a petición de los lectores, a La Contra con impresiones inéditas sobre la maternidad. Y ¿quién no compartiría sus objetivos? “El desafío –propone– es recuperar, de modo nuevo y creativo, los aspectos femeninos ligados a la maternidad amorosa y profunda que las mujeres hemos tenido que relegar para acceder al universo masculino. Sólo así lograremos que todo niño esté bien “maternado”, bien pegado al cuerpo de su madre. Es objetivo de todos, porque de ese modo el niño llegará a ser un adulto seguro, generoso y sin temor a perder nada, ya que cuanto pueda necesitar estará vibrando siempre en su interior. Esos son los individuos que la humanidad precisa”.

Durante generaciones, las mujeres éramos, ante todo, madres. Esa era nuestra máxima identidad social y por ella éramos valoradas.

¿Y eso era bueno o malo?

Eso no garantizaba a los hijos ser mejor criados: más amados ni protegidos.

¿Y hoy ya no son madres ante todo?

Hoy se valora sobre todo el papel que representamos en la esfera de lo público. Por eso, las madres sólo sentimos que “somos” si trabajamos: si somos autónomas económicamente y realizamos nuestros intereses.

Leer más…

De ruta con Martí

31 agosto, 2011

Durante el verano de 2011 decidimos viajar en coche a Andalucía con Martí. El concepto de viaje cambia. El concepto de vacaciones se transforma.

El concepto de descanso no existe.

Como dije en un post anterior, hace un año que cambié la mochila por el cochecito del bebé. Antes sólo bastaba un par de maletitas para dos y ahora el maletero del coche está ocupado mayormente por cosas del bebé. Cosas y más cosas. No entiendo de donde salen tantas cosas.

Es más, a lo largo del viaje, parece como si se multiplicasen las cosas.

Mi espíritu viajero, mochilero persiste, sí, pero es necesario e imprescindible cambiar el “chip”, la “onda”, porque sino, hay riesgo de crisis. A pesar de tanta consciencia, los momentos de crisis brotan.

Antes y después. Antes podía ir a la playa y tumbarme al sol para broncearme sin sombrilla, ahora sólo puede estar cinco minutos tumbada, y sentada el resto del tiempo bajo la sombrilla. Antes en el viaje en coche uno podía dormir mientras el otro conducía plácidamente, ahora el término “plácido” no existe, salvo cuando Martí duerme. Antes no había hora para las comidas en vacaciones, ahora las horas de las comidas nos las marca Martí. Antes la vida nocturna formaba parte del viaje, ahora, por la noche, casi me duermo yo antes que Martí.

A pesar de todo, soy feliz de ser madre de este niño tan encantador, ¡que día tras día me regala sonrisas! Estos años de mi vida con él son irrepetibles. Las vacaciones se transformaron y el descanso se esfumó en el aire.

El primer año de vida de Martí, mi primer año como madre

7 agosto, 2011

Hace como dos semanas que la sensibilidad está aflorando con mucha más intensidad, dejando fuertes improntas en mi cotidiano. Mi cuerpo, despojado de artificios, se estremece en silencio cuando observo a mi hijo. Cuando lo alzo en brazos y su piel se reconoce con la mía, cuando me mira con sus ojitos cómplices y traviesos.

Martí ya tiene un año y yo he vivido mi primer año como madre. La experiencia de parir que ha reforzado mi universo femenino, fue la experiencia más primitiva y maravillosa de mi vida. En este viaje infinito estoy siendo yo una extranjera en mi propia vida que, poco a poco, se va reconociendo en este permanente trayecto. Esos viajes que me hicieron estar “en transición” durante unos años, fueron una gran escuela para mí. Hace un año y 9 meses que estoy zambullida en otro viaje, una gran clase magistral donde sigo aprendiendo. Día tras día. Cada instante que transito con Martí.

Durante este año muchas sensaciones, acontecimientos y, simplemente cosas, atravesaron mi vida. Esas pequeñas grandes cosas que día tras día me hacen feliz y me redescubren como mujer en mi eterna faceta de madre.

Un cúmulo de todo. Un generoso e innumerable todo.

…la sonrisa cómplice de mi hijo; ese pestañeo vergonzoso y descarado; sus carcajadas contagiosas; el temor por no afectar demasiado esa inocencia con mis preocupaciones de adulta; la primera vez que Martí vio el mar: maravilloso e inexplicable; la paciencia,  aprender a ser paciente; esas lágrimas invisibles de alegría por una expresión suya inesperada; la comunicación, prender a comunicarme en otro lenguaje; la emoción cuando dijo por primera vez mmma….

Un todo desordenado y delicado. En esencia. Todo en esencia. Sin máscaras ni atuendos. En esencia.

Ser mujer, madre y profesional, en el orden que quieran (2ª parte)

21 julio, 2011

El orden no altera el producto. Es cierto en este caso. Mujer, madre y profesional es lo que estoy aprendiendo a ser desde hace un tiempo. Durante estos últimos meses desde que me reincorporé a mi trabajo habitual y lo compaginé con otras responsabilidades profesionales, aprendí a hacer 3, 4, 5 o más cosas a la vez. Sin embargo, reconoceré que es complicado. Querer estar con tu hijo en todos los momentos de su crecimiento por no querer perderte los pequeños sublimes acontecimientos y aprendizajes de su vida a veces se hace incompatible con el impulso y las iniciativas profesionales de las mujeres. Durante un tiempo hay que renunciar a estar en todo al 100 %.

Un desafío. Un dificultoso e insólito desafío. Ser mujer, madre y profesional. Necesitamos mucho esfuerzo y dedicación. Durante este tiempo, diversos sentimientos de culpabilidad me han invadido a causa de mis ausencias. Angustias y tristezas por no pasar más tiempo con mi hijo y, por otro lado, la necesidad de seguir con mi desarrollo profesional. En la actualidad mi vida consiste en hacer prodigiosos malabares, en potenciar mi habilidad por compaginar todas las facetas que cabalgan con el correr del tiempo.

Muchas mujeres se encuentran en la compleja disyuntiva de elegir. Poco a poco he ido encontrando mi manera de ser madre y profesional. No sé si estaré haciendo el camino correcto. Mi elección ha sido ésta. Simplemente a veces hay que renunciar a ciertas cosas y la vida nos advierte, de vez en cuando, de las direcciones que hay que tomar.

Si bien es cierto que hemos progresado mucho en las libertades de las mujeres (hablando siempre del lugar donde actualmente vivo), es importante mencionar que aún falta mucho camino por recorrer. La maternidad puede llegar a ser una gran carga en la trayectoria profesional de muchas mujeres. Todavía existen muchas injusticias en el mundo laboral. Nos sigue esperando una constante lucha para que podamos ser reconocidas al mismo nivel profesional aunque tengamos que salir antes del trabajo porque queramos amamantar a nuestros hij@s.

Os recomiendo los siguientes artículos:

Diputada y madre a la vez

Una eurodiputada lleva a su bebé al pleno por los derechos de las mujeres

Primeros cambios importantes

15 junio, 2011

Alrededor de los 7 – 8 meses, a la vuelta del viaje a Argentina, Martí empieza una de sus grandes transformaciones. Los bebés van cambiando constantemente a un ritmo tan acelerado que, a veces, no nos percatamos de esos diminutos / grandes cambios.

Es así como empieza a reconocer a las personas que más tiempo pasan con él. En algunos momentos cuando se acercan extraños me agarra fuerte por temor a la separación. Ya empieza a extrañar. ¿Me reconoce como madre? ¿Cómo persona que le alimenta, le abraza, le cuida?

Martí ya empieza a gatear, a tirar cosas, a intentar subirse encima de las sillas. Le atraen los cables y enchufes. Los mandos de la TV y todo lo electrónico. Le atrae estar en la cocina mientras cocinamos. Se pone de pie, rodea todo el sofá caminando, tira los cojines.

La percepción de todo lo nuevo. La pasión por pequeños gestos, por pequeñas cosas. Martí descubre la vida, poco a poco. La saborea con toda su inocencia. Sigue las gaviotas con su mirada. Agarra con destreza las pequeñas migas de pan. Observa las personas en la calle desde su cochecito. Está atento a todo. Absorto, sin pestañeos, curioso.