Skip to content

De viajes, movimientos y reencuentros

27 marzo, 2011

A partir de los 5 meses los bebés empiezan a hacer sus andanzas progresivas que van pasando del “no movimiento” al “movimiento”. Sonrisas, colores, desplazamiento de la mirada. Ojos que penetran profundos allá donde miran. Martí es una bomba desbordante de energía. Realmente me sorprende esa continua exaltación de su cuerpo, de su mirada, ejercita ¡tanta actividad!. Como se emociona cuando me reconoce, como patalea cuando me acerco. Todo movimiento es un acontecimiento.

Esa energía sustenta la mía pero al mismo tiempo la absorbe. Así son los bebés. Muchos días yo termino agotada, rendida en la cama, sin fuerzas. ¡Pero vale la pena! A veces me asaltan dudas sobre si estaré haciéndolo bien, ser madre representa (para mí)…

  • un aprendizaje que me apasiona y atemoriza… aprendo, aprendo y aprendo
  • un cúmulo de emociones que acompañan mi cotidiano
  • hacer malabarismos para combinar todas las facetas de mi vida
  • entrar en continuas dudas y escuchar un poco más a los otros
  • conectarme con mi hijo a través del pecho a un nivel inexplicable
  • acercarme más a mi madre y también discutir con ella a causa de dos enfoques diferentes como madres
  • repasar mis valores uno a uno
  • relativizar un poco más la vida en general
  • el gran viaje que nunca hice (esta vez sólo de ida)

En febrero de 2011 viajé a Argentina con Martí, aprovechando que el padre tuvo que viajar por trabajo, visitamos a la familia paterna y a mis amig@s, básicamente, mi familia adoptiva.

Este viaje representó para mí el reencuentro con mi otra parte del mundo, después de tres años sin cruzar el charco, unido a la emoción de viajar con mi bebé de 6 meses y al encuentro de Martí con su otro hogar.

Ese reencuentro con mi querida Argentina, esta vez como madre, estimuló mis sentidos y agitó la intensidad de mis movimientos internos. Me di cuenta que para mí ya no es el gran viaje, sino que ya forma parte de mi vida. Somos una familia transnacional (como tantas otras hoy en día), somos un modelo de familia, quizá no tan habitual, que estamos entre acá y allá, y esto me gusta. Es por eso que querría inculcarle a mi hijo esa libertad de movimiento, de que las fronteras no existen… de que lo diferente no tiene porqué ser ajeno…y que la vida es cambiante… que existen varios mundos y diversas realidades, muchas injustas y que no hay que taparse los ojos ante ellas.

Ese espíritu lo mantengo vivo y espero, deseo que, junto con Hugo, se le podamos transmitir a Martí. Éste es el inicio.

En este viaje cambié la mochila por el cochecito y los pañales. La cosa cambia mucho cuando se viaja con un bebé o niño. El tema logístico y de transporte es complejo y cansino… pero se termina haciendo. Las esperas en los aeropuertos ya no los disfruté como antes. Antes me encantaba observar y escribir en mi libreta de viajes. Ahora he cambiado la libreta por la papilla y el babero. La presión no le provocó ningún tipo de molestia, cuando el avión despegó y aterrizó puse a Martí en el pecho.

En fin, ¡cómo cambia la vida! Aún así, sigo viajando, sigo en movimiento… y espero no perder jamás esa esencia nómade.

Desde este post animo a todas las mujeres y hombres que ¡viajen con bebés!, no hay problemas, evidentemente es más complejo pero no es tan complicado como parece. Además, cuando viajas, sales al mundo, ves que todo es posible, que hay gente de todo y para todo, y que es mejor no prestar atención a las personas temerosas que te recomendaron no tomar un avión ni salir de casa con tu hijo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: