Skip to content

Sombra, tierra, mujer

15 mayo, 2012

La sombra inquebrantable que me acompaña…. la sombra que alimenta mi espíritu….la sombra que me zambulle en un cosmos oculto…

Mi primer atisbo de sombra se esfumó, fue arrancada de mi cuerpo, desgarrada hasta lograr su inexistencia. Pocas veces se puede / quiere hablar de ello. Ese rastro de sombra quedó en el olvido. Permanece en él. Ahora evoco el olvido sin apenas nombrarlo, es mi memoria que transita a través de los recuerdos.

Quiero hallar el germen de mi sombra. Esa semilla que alumbró mi cuerpo de mujer.

Me reencontré con ella durante mi primer y único embarazo a término. Embarazo vivido y sentido. Desde entonces mi cuerpo deambula entre siluetas seducidas por mi maternidad consciente.

A lo largo de la crianza de mi hijo, intento huir de los prejuicios dominantes que habitan mi entorno. Abandono las obligaciones impuestas. Liberada. Me conecto con la Madre Tierra. Ahondo en mi propia femineidad, esta vez vestida de madre, y decido seguir amamantando a mi hijo de 21 meses, entre dudas, miradas atónitas y comentarios sin sentido. Ese impetuoso deseo de seguir fortaleciendo este vínculo, echa atrás cualquier idea de destete, por ahora.

Las semillas se extienden. Se aproximan y deambulan entre mi cuerpo y el suyo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: